2019

Abr 02

Incorporación de cuatro lanchas de interdicción de puerto donadas por la República Popular de China

En el embarcadero Boterín de la Escuela Naval del Perú, la Marina de Guerra del Perú, a través de Dirección General de Capitanías y Guardacostas - DICAPI, llevó a cabo, el 2 de abril, la ceremonia de incorporación de cuatro lanchas patrulleras de puerto modelo 957Y, las cuales fueron donadas por el Ministerio de Defensa Nacional de la República Popular China al Estado peruano.

Cabe recalcar que la ceremonia estuvo presidia por el Ministro de Defensa, José Huerta Torres acompañado del Embajador Extraordinaria y Plenipotenciaria de la República Popular China en el Perú, Jia Guide y del Comandante General de la Marina, Fernando Cerdán Ruiz.

Durante el acto se dio a conocer que las lanchas cumplirán la función de Patrullera de Puerto, asignándoles el número de casco y nombre: PP-616 “Salaverry”, PP-617 “Ancón”, PP-618 “Lomas”, y PP-619 “Chilca”.

Posteriormente, el Capellán de la Escuela Naval, Padre Yimmy Tello, realizó la acción litúrgica y la bendición de las unidades incorporadas con para estas palabras “Que Dios aleje todo vendaval adverso y domines con tu poder las turbulencias de las olas, así los que en ella naveguen salvaguardados con tu protección”.

Seguidamente, el Comandante General de la Marina resaltó el compromiso que tiene el Estado peruano en dotar de medios a la Marina para cumplir eficientemente el rol institucional, en defensa de la seguridad nacional y su contribución con el desarrollo del país. Asimismo, remarcó que “Las patrulleras recientemente incorporadas estarán asignadas a la Dirección General de Capitanías y Guardacostas en su condición de Autoridad Marítima Nacional convirtiéndose en un importante elemento que permitirá realizar operaciones de control y vigilancia de las actividades acuáticas, en el ámbito de responsabilidad”.

A continuación, el Ministro de Defensa, se dirigió especialmente a las dotaciones de estas cuatro naves para que las usen de la mejor manera posible. Es una gran responsabilidad, con muchas características apropiadas para las tareas que se les va a encomendar y por lo tanto tienes la gran responsabilidad de darles el mejor uso, de lo cual estoy seguro, conociendo la formación que tienen. Les deseos viento en popa y aguas calmas, que les permita cumplir la misión de vigilar el Mar de Grau”.

ceremonia culminó con la entonación del Himno de la Marina de Guerra del Perú y con el permiso de zarpe de las patrulleras de puerto, las cuales fueron abordadas por las autoridades asistentes para hacer el reconocimiento del óptimo estado para el cumplimiento de su misión.