Comandancia de Operaciones Guardacostas

Introducción

La Comandancia de Operaciones Guardacostas tiene a su cargo el Planeamiento, Dirección y Control de las Operaciones de Búsqueda y Rescate, Policía Acuática, Control del Tráfico Marítimo, Servicio Móvil Marítimo y su Red de Estaciones Costeras, misión que la Autoridad Marítima Nacional pone bajo responsabilidad de esta Comandancia que cuenta con la asesoría que le brinda en la organización su Estado Mayor y operativamente con los sistemas de posicionamiento, el Grupo de Reacción Inmediata y la Flota Guardacostas.

Volver

Policía Acuática

Preservar la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, la Protección del Medio Ambiente y la represión de Actividades Ilícitas constituyen objetivos vitales en la misión que la Comandancia de Operaciones Guardacostas cumple al ejercer el control y vigilancia con sus unidades a flote y aéreas.

Los diversos enmascaramientos de que hace uso la delincuencia para fines como la clonación de naves con la intención de hacer a la mar embarcaciones que al haber sido oficialmente registradas no cumplen con las condiciones de seguridad exigidas, la extracción de recursos hidrobiológicos en época de veda o áreas prohibidas, constituyen entre otras modalidades situaciones a las que debe enfrentar la autoridad marítima.

En el mejor cumplimiento de estas tareas la Comandancia de Operaciones Guardacostas dispone de un repetidor del Sistema de Seguimiento Satelital (SISESAT) que está bajo administración del Ministerio de la Producción a través de la Dirección Nacional de Seguimiento y Vigilancia (DINSECOVI) la cual opera el mencionado sistema satelital en tanto controlar especialmente las embarcaciones pesqueras. Funciones de represión que están a cargo del Ministerio del Interior y otras reparticiones del estado, como contrabando y piratería de diversas modalidades en la mar, son también asumidas por la Comandancia en la etapa de represión.

Debe enfatizarse en el hecho que la moderna tecnología y acertada legislación, hallan en las actividades operativas a cargo de nuestras unidades guardacostas y aeronaves, sistema universal de efectiva conclusión en tanto interviene en todo ello, no sólo la Marina de Guerra sino como se ha mencionado organismos del Estado al servicio de la nación. Recibida la información nuestras unidades patrulleras y aeronaves guardacostas proceden en el cumplimiento de la misión circunstancialmente asignada.

Volver

Búsqueda y rescate

La seguridad de la vida humana en el mar es tarea primordial a cumplir por la Comandancia de Operaciones Guardacostas que tiene bajo su mando el Departamento de Búsqueda y Salvamento.

El Perú como firmante de los convenios SOLAS suscritos los años 1974 y 1978 así como el convenio de Búsqueda y Salvamento de 1979 debe desarrollar operaciones de esta naturaleza para lo cual cuenta con unidades de superficie de diversos tipos y unidades aéreas.

Los operativos de búsqueda y rescate llevados a cabo a través del tiempo han permitido localizar naves siniestradas, entre ellas pesqueras, efectividad que da fe de la calidad profesional de nuestras dotaciones guardacostas.

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas está adscrita al Sistema Internacional COSPASSARSAT lo que liga al país cori este compromiso internacional a cuyo efecto contamos con una estación terrena con capacidad de recibir señales de emergencia en la frecuencia de 406 megahertz a nivel mundial mediante satélites. Las señales son procesadas en el Centro Control de Misiones lo que permite obtener la posición de la nave que emitió la señal, hecho que ha permitido el rescate de personas, buques y aeronaves al transmitirse tal señal a través de la Radiobaliza de Localización de Siniestros. Los siniestros se clasifican a su vez en: PBN (personas), EPIRB (naves) y ELT (aeronaves); a continuación, el Centro Control de Misiones que recibe la señal clasificada, comunica el dato al Centro de Búsqueda y Salvamento que toma la acción operativa, operaciones que se simplifican porque existe un sistema de posición de naves en la zona marítima que proporciona datos de múltiple naturaleza tales como puertos de zarpe y destino, rumbo y velocidad, ingreso a aguas jurisdiccionales, etc., todo lo cual es registrado por el Centro de Control de Tráfico Marítimo.

Volver

Control del tráfico marítimo

El movimiento de naves en el ámbito marítimo es pues, entre otras, tarea que la Comandancia de Operaciones Guardacostas ejerce tanto en lo que respecta al tránsito de naves en nuestras aguas como en la permanencia y salida de los puertos. Tal movimiento, internacionalizado a través de la Organización Marítima Internacional (OMI) cuenta con el Sistema de Identificación Automática de Buques (AIS), herramienta de vital importancia en tanto la seguridad de la vida humana, seguridad en la navegación y protección del medio ambiente.

El Sistema de Seguimiento Satelital (SISESAT), en el ámbito pesquero, antes mencionado, coadyuva en la misión de búsqueda y rescate cuando una contingencia en la mar se presenta.

Asimismo es norma establecida que las naves que ingresan o salen de aguas peruanas, deben cumplir mediante el Sistema de Reporte de Buques (SHIPREP) con el reporte de su posición e intenciones a la Autoridad Marítima Naval.

Volver

Servicio móvil marítimo

La Cuenca del Pacífico está subdividida por convenio internacional en dieciséis zonas marítimas. El Perú como integrante de la Red Mundial de Socorro y Seguridad Marítima es responsable de una de estas zonas denominada, NAVAREA XVI. A tal efecto la Dirección General de Capitanías y Guardacostas cuenta con una red de estaciones a lo largo de todo el litoral, siendo la Costera Paita, Costera Callao y Costera Mollendo núcleos - eje en el entorno de tal responsabilidad.

Estas estaciones costeras cuentan a su vez con sistemas de comunicaciones en las diversas frecuencias y con técnicas de llamada selectiva digital (LSD) en HF, telegrafía automática de impresión directa (Radio Télex) y con telegrafía con impresión directa de banda estrecha para trasmisiones de seguridad marítima de corto alcance.

Volver

Unidades Guardacostas, hoy

Nuestras unidades guardacostas contemporáneas, guardan un hilo conductor con hombres y buques que constituyen historia sobre la que la Dirección General de Capitanías y Guardacostas desarrolla actividades que serán después, también, parte de la tradición naval.

En los tres ámbitos cardinales de su actividad, la Marina de Guerra confía a la Autoridad Marítima Nacional la operación, mantenimiento y logística de patrulleras marítimas, patrulleras de puerto y deslizadores de control de bahía así como aviones Fokker F-27 que desenvuelven sus actividades en el Mar de Grau. En la Amazonía patrulleras fluviales, lanchas de interdicción ribereña, deslizadores en diversas concepciones e hidroaviones Twin Otter cumplen compleja misión bajo control de las Capitanías Fluviales. En el lago navegable más alto del mundo el BAP Puno, patrulleras lacustres y unidades en tierra e islas operan también bajo jurisdicción de la Capitanía Lacustre de Puno.

Ardua y singular es la misión que nuestros hombres y mujeres de guardacostas, desempeñan a lo largo y ancho de la heredad nacional, el Mar de Grau, los ríos amazónicos muchos de ellos portentosos, el lago navegable más alto del mundo, lagos y lagunas, los entornos geográficos que distinguen al Perú y que enmarcan sistemas ambientales que son patrimonio de la humanidad. Puede afirmarse y debe repetirse que difícilmente se halla en el mundo paralelismo a lo que representa el amplio espectro de esta realidad, ámbito de trabajo de los guardacostas peruanos.

Volver

Grupo de Operaciones Guardacostas (GOG)

La Comandancia de Operaciones Guardacostas cuenta desde el año 2003 con el Grupo de Reacción Inmediata, destinado a la lucha contra la delincuencia común que opera, organizada en diversos puertos del litoral.

Este cuerpo de elite, que tuvo su primera intervención en el puerto de Chancay cuando se abordó, y recuperó una embarcación de 400 toneladas que se encontraba embargada por un juzgado de Lurín, está constituido por hombres y mujeres Guardacostas y de otras especialidades de la Marina de Guerra.

Es un grupo altamente móvil capaz de cumplir múltiples funciones de alto riesgo que tiene en su organización el área de inteligencia que investiga y analiza acciones, a menudo históricas en el tiempo anterior a su constitución como unidad operativa, a continuación se realiza el planeamiento y acciones operativas que lo continúan. Tiene el grupo de reacción inmediata, conocido como el GRI, autoridad legal para efectuar arrestos y detenciones de personas, operaciones en alta mar, control de bahías y caletas, abordaje de naves, rescate de rehenes, combate al tráfico ilícito de drogas, contrabando de combustible, salvamento de naves siniestradas, contrabando de armas, suplantación de matrículas, registro de instalaciones, robo de especies hidrobiológicas y contaminación de la mar y su entorno ambiental.

El Grupo de Reacción Inmediata, siguiendo pautas internacionales que se aplican también en la Fuerza de Infantería de Marina y en la Fuerza de Operaciones Especiales está constituida por unidades de pocos efectivos, altamente entrenados como combatientes, son nadadores de combate y dada la misión expertos en reacción antidisturbios, conocen de legislación marítima y la relacionada con derechos humanos.

Están equipados con cascos, chalecos antibalas, máscaras antigás y porta marrocas. El armamento que utilizan, debe adecuarse a la función, así cuentan con subametralladoras Peperball de gas pimienta, armas de fuego cortas, fusiles lanza granadas y armas blancas. Así pertrechados se movilizan a bordo de unidades guardacostas de alta versatilidad. Después de realizadas las intervenciones y en permanente comunicación con la central de operaciones de la Comandancia, el personal capturado y el material requisado es conducido a puerto y puesto a disposición de la Policía Nacional.

La presencia de la Autoridad Marítima en la represión de actividades ilícitas, así como en emergencias en la mar, tiene en el Grupo de Reacción Inmediata, unidad de combate de alta confiabilidad que en los pocos años de instituida, afianza su presencia en el entorno de la Comandancia de Operaciones Guardacostas, lo que queda confirmado en operativos exitosos en diversos puertos del litoral norte y sus áreas de alta mar, así como en el Callao.

Volver

Dirección de Asuntos Internacionales

Introducción

La Autoridad Marítima Nacional en el ejercicio de sus funciones mantiene vínculos a nivel internacional con las autoridades marítimas de otros paises a nivel regional y mundial en forma directa, así como a través de organizaciones que agrupan a dichas autoridades, tales como la ROCRAM, el acuerdo de Viña del Mar, el MOU de Tokyo.

Merece especial atención los vínculos con las Autoridades Marítimas de los paises fronterizos con los cuales se mantiene estrecha relación a fin de compartir experiencias y unir esfuerzos respecto de problemas comunes del sector Marítimo en las zonas de frontera.

Volver

Organización Marítima Internacional

Actualmente la Autoridad Marítima mantiene una representación en la Organización Marítima Internacional (OMI) a fin de apoyar los esfuerzos de la Comunidad Marítima Internacional para garantizar la Seguridad Marítima y la Protección del Medio Ambiente, así como también, velar por los intereses nacionales en el contexto del ejercicio regulatorio de dicha organización. Actualmente el Perú ha sido elegido como miembro del Consejo de la OMI por dos periodos consecutivos 2014 -2015 y 2016-2017.

Volver

Acuerdos regionales

ROCRAM

La Red Operativa de Cooperación Regional de Autoridades Marítimas de las Américas - ROCRAM - es un organismo de carácter regional, a través del cual las Autoridades Marítimas, actúan integradamente en distintos planos de cooperación, por medio de un contacto fluido, franco y permanente.

El órgano rector de la ROCRAM es la Asamblea de todas las Autoridades Marítimas, que se reúnen bianualmente, correspondiéndole analizar y respaldar los avances logrados en el período, aprobar el Programa de trabajo bianual de la Red y asuntos de carácter político general, así como la designación de la autoridad Marítima que ejercerá funciones de Secretaría General de la Red Operativa, SECROCRAM, con carácter rotatorio cada dos años, que tiene por cometidos coordinar las actividades de las Autoridades Marítimas en función de los objetivos y resoluciones que se adopten en las reuniones.

Países que integran la red: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Viña del Mar

El 05 de Noviembre de 1992, durante el desarrollo de la sexta reunión de la Red Operativa de Cooperación Regional de Autoridades Marítimas de Sudamérica, Cuba, México y Panamá (ROCRAM), se aprobó mediante Resolución N° 5 el Acuerdo Latinoamericano sobre Control de Buques por el estado Rector del Puerto, el cual fue suscrito inicialmente por Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela, realizándose de esta manera un paso internacional trascendental al constituirse en la primera región emergente en lograr este tipo de acuerdo marco de índole operacional. En la actualidad son Miembros plenos del Acuerdo Latinoamericano de Viña del Mar: ARGENTINA, BOLIVIA, BRASIL, CHILE, COLOMBIA, CUBA, ECUADOR, GUATEMALA, HONDURAS, MÉXICO, PANAMÁ, PERÚ, REPÚBLICA DOMINICANA, URUGUAY Y VENEZUELA.

Mou Tokyo

El MOU de Tokio es una de las organizaciones más activas regional de control del Estado del puerto (PSC) en la Organización Marítima Internacional (OMI), consta de 19 Autoridades miembros de la región de Asia y el Pacífico. El principal objetivo del MOU de Tokio es establecer un régimen eficaz de control del Estado del puerto en la región de Asia y el Pacífico a través de la cooperación de sus miembros y la armonización de sus actividades, para eliminar los buques deficientes a fin de promover la seguridad marítima, para proteger el medio marino medio ambiente y para salvaguardar las condiciones laborales y de vida a bordo de los buques.

Volver

Relaciones bilaterales y fronterizas

Relación de los Convenios de Reconocimiento de títulos en virtud al Convenio SCTW, suscritos entre la Dirección General de Capitanías y Guardacostas y otras administraciones marítimas.

  • Bahamas (Vigente)

  • Vanuatu (Vigente)

  • Islas Marshall (Vigente)

  • Portugal (Vigente)

  • España (Vigente)

  • Antigua y Barbuda (Vigente)

  • Malta (Vigente)

  • Egipto (Vigente)

Reuniones con las autoridades marítimas de la región y países vecinos:

  • Reuniones entre autoridades marítimas de Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Brasil (anuales de forma alternada).

  • Medidas de confianza mutua, cooperación e intercambio de intereses comunes, intercambios profesionales y académicos.

  • Reuniones entre capitanes de puerto fronterizos (semestral, dentro y fuera del país)

Reuniones entre capitanes de puerto de Bolivia, Brasil, Colombia, Chile y Ecuador.

  • Coordinar y establecer procedimientos comunes para solución de problemas a nivel local referente a las diferentes problemáticas que se presentan en jurisdicción relacionados a la seguridad de la navegación, represión de actividades ilícitas y protección del medio ambiente acuático en cumplimiento a la legislación de cada país.

Volver

Dirección del Medio Ambiente

Introducción

Esta Dirección desarrolla labores de evaluación, gestión, prevención y reducción de la contaminación del mar, ríos y lagos navegables, causada por buques e instalaciones acuáticas y por las actividades que se realicen en dicho ambiente u originada en tierra, lo cual es competencia exclusiva de la Autoridad Marítima en coordinación con los sectores involucrados.

La Dirección tiene asignada por Ley, como una de sus funciones, el ejercer control y vigilancia para prevenir y combatir los efectos de la contaminación acuática en general, en todo aquello que ocasione daño ecológico en el ámbito de su competencia, con la sujeción a las normas nacionales y convenios internacionales sobre la materia, sin perjuicio de las funciones que le corresponda ejercer a otros sectores de la administración pública.

Esta Dirección es responsable de la administración del convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques (MARPOL 73/78), instrumento que contiene reglas para prevenir la contaminación en el medio marino por buques, artefactos, plataformas fijas o flotantes y por todas las causas factibles, tales como hidrocarburos, sustancias nocivas líquidas transportadas a granel, sustancias perjudiciales llevadas por mar en bultos, aguas sucias, basuras y contaminación atmosférica que producen los buques.

El control del cumplimiento de este convenio se efectúa mediante la vigilancia de las unidades aéreas y de superficie durante la travesía de los buques, a fin de detectar cualquier forma de descarga no autorizada.

Todo buque que arriba a puerto es sometido, antes del inicio de las operaciones comerciales, a una verificación de los certificados internacionales, a fin de comprobar que se encuentra en buenas condiciones y no ofrece riesgo a la seguridad y al medio ambiente.

Así mismo, se verifica que los buques cuenten con coberturas por concepto de responsabilidad civil, para que ante la eventualidad de ocasionar algún daño por contaminación, pueda indemnizar a las personas que se vean afectadas; al mismo tiempo, se hace lo propio con los libros de registro de hidrocarburos, que por el convenio MARPOL 73/78 están obligados a portar, lo que permite detectar si se han efectuado ilegalmente una descarga de hidrocarburos al mar.

Igualmente, esta Dirección elabora las Resoluciones Directorales y las Resoluciones Supremas de derecho de uso de áreas acuáticas, incluye la franja ribereña de los 50 metros, medidos a partir de la más alta marea del mar y las riberas, en las márgenes de los ríos y lagos navegables hasta la más alta crecida ordinaria, previa evaluación y aprobación de los proyectos presentados, velando por el estricto cumplimiento de las normas referentes a la protección del Medio Ambiente, la seguridad y la salud humana y la preservación de los recursos naturales.

Volver

Zócalos y riberas

El Departamento de Riberas y Zócalo Continental de la Dirección del Medio Ambiente, es la encargada del otorgamiento del derecho de uso de áreas acuáticas, de la habilitación de áreas acuáticas para acuicultura, del otorgamiento de autorización para operaciones de dragado y de la certificación de inspección de término de obra, tramitando para tal fin los expedientes presentados por los administrados conforme a los requisitos establecidos en el Texto Único de Procedimientos Administrativos de la Marina de Guerra del Perú (TUPAM - 15001), así como en otras normas emitidas, contando para tal efecto con el asesoramiento técnico del Departamento de Protección del Medio Ambiente y de la Dirección de Hidrografía y Navegación, así como con la opinión legal de la Oficina de Asesoría Jurídica.

Funciones

  1. Recepción, evaluación técnica y aprobación de los expedientes presentados, que solicitan derecho de uso de áreas acuáticas, terrenos ribereños (incluye la franja ribereña de los 50 metros), habilitaciones de áreas acuáticas para acuicultura, autorizaciones para operaciones de dragado y otros que se presentan.

  2. Elaboración de proyectos de Resoluciones Directorales y Resoluciones Supremas, de derechos de uso de áreas acuáticas y otros.

  3. Emisión de los Certificados de Término de Obra.

  4. Emisión de opiniones favorable para la adjudicación de terrenos ribereños y para la concesión en uso o enajenación de Islas por el Estado.

Volver

Mercancías peligrosas

Departamento de mercancías y sustancias peligrosas

El Departamento de Mercancías y Sustancias Peligrosas de la Dirección del Medio Ambiente de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas, tramita las solicitudes de los administrados a través de sus expedientes presentados conforme a los requisitos establecidos en el Texto Único de Procedimientos Administrativos de la Marina de Guerra del Perú (TUPAM -15001), así como en cumplimiento a la normatividad vigente y los Convenios Internacionales y el Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas (Código IMDG), establecidos para tal fin.

Funciones

  1. Llevar el registro, archivo y control de la correspondencia tanto oficial como particular que ingresa y egresa del departamento de mercancía peligrosa.

  2. Dictar disposiciones para el cumplimiento de las normas de transporte y manipulación de mercancías peligrosas, en el ámbito marítimo, fluvial y lacustre.

  3. Otorgar certificaciones de aprobación de embalajes/envases, para lo cual se tienen que efectuar pruebas a los distintos tipos de embalajes/envases que se utilizan para el transporte marítimo de mercancías peligrosas, de acuerdo con la normatividad nacional vigente y las prescripciones establecidas en el Código IMDG.

  4. Llevar el control de los reportes de atención de naves que transportan sustancias potencialmente peligrosas liquidas a granel.

Volver

Protección del medio ambiente

El Departamento de Protección del Medio Ambiente de la Dirección de Medio Ambiente de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas, según lo establecido en la Ley 26620, "Ley de Control y Vigilancia de las Actividades Marítimas, Fluviales y Lacustre", es responsable del control y vigilancia para la protección del medio acuático y franja ribereña, cuidando la preservación, restauración y mejoramiento de los mismos, así como la prevención de la contaminación provenientes de cualquier fuente, siempre que la actividad infractora se desarrolle en el ámbito de la jurisdicción de la Autoridad Marítima.

Funciones

  1. Establecer y verificar el cumplimiento de las normas técnicas para la prevención y control de la contaminación de fuentes móviles y actividades antropoficas tales como transporte marítimo de mercancías peligrosas y otras actividades.

  2. Verificar que los buques cuenten con los dispositivos e instalaciones necesarias y la documentación técnica (certificados, libros de registro, manuales y otros documentos) a fin de prevenir la contaminación del medio marino y para el transporte de mercancías peligrosas, según la normatividad vigente concordante con lo establecido en el convenio MARPOL 73/78.

  3. Normar la realización de visitas de inspección a los buques que se llevan a cabo a través de las Capitanías de Puerto, de acuerdo a lo dispositivos y reglamentaciones vigentes.

  4. Verificar que los terminales de carga de hidrocarburos, puertos de reparación y demás instalaciones acuáticas cuenten con instalaciones y servicios de recepción de residuos y de mezclas oleosas que queden a bordo de los petroleros y de otros buques.

  5. Realizar reconocimiento e inspecciones a las naves acorde con lo dispuesto en el MARPOL 73/78 a fin de Expedir los Certificados Internacionales de Prevención de la Contaminación.

  6. Establecer programas de vigilancia a fin de detectar contaminación producida por las actividades que se realizan en el ámbito acuático.

  7. Formular y adoptar procedimientos que contribuyan a la determinación de la responsabilidad civil y la indemnización por daños resultantes de la contaminación, y en la coordinación con los diversos sectores de la administración pública en las demás actividades.

  8. Actuar como organismo de coordinación del Plan Nacional de Contingencia para controlar y combatir derrames de petróleo y otras sustancias contaminantes.

Volver

Dirección de Control de Actividades Acuáticas

Introducción

Es el área técnica especializada en materia de gestión de la seguridad marítima, fluvial y lacustre, conformado por profesionales de probada especialización, cuya filosofía es servir con honestidad, transparencia y efectividad. El esfuerzo que desplegamos los que integramos esta Dirección Técnica, se sustenta en una de las razones fundamentales de nuestra historia, y es que el Perú, es un país marítimo por excelencia, con un litoral de 3,080 kilómetros cuadrados y un dominio marítimo de hasta las 200 millas marinas, espacio donde se desarrollan diversas actividades milenarias, como la pesca, el deporte náutico, el transporte acuático y otras que los hombres de mar, hemos sabido y lo seguimos cultivando.

La Dirección de Control de Intereses Acuáticos, para llevar adelante el control de las citadas actividades, tiene a su cargo la formulación de disposiciones necesarias para la eficiente protección de los intereses acuáticos, así como para el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales, siendo estas últimas emitidas por la Organización Marítima Internacional (OMI), un organismo especializado de las Naciones Unidas, en asuntos marítimos, en especial de la seguridad de la vida humana en la mar y la prevención de la contaminación marina.

Es así que la Dirección de Control de Intereses Acuáticos, actúa como ente ejecutor de las especificaciones tanto de la legislación nacional, como de los Convenios Normativos que emanan de la OMI, algunos de ellos y los más importantes se indican a continuación:

  • Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el mar, 1974 (SOLAS 74/78)

  • Convenio Internacional sobre Líneas de Carga, 1966

  • Convenio Internacional para prevenir abordajes (COLREG -1972)

  • Convenio Internacional sobre normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar, 1978 STCW-78

Para cumplir con la misión asignada de manera eficiente, la Dirección de Control de Intereses Acuáticos está organizada en tres áreas principales, el Departamento de Material Acuático, el Departamento de Personal Acuático y el Departamento de Seguridad y Protección.

Volver

Material acuático

Este departamento tiene como función el normar y exigir el cumplimiento de toda disposición referida al control y registro de todo el material a flote, dedicado a las actividades marítimas, fluviales y lacustres, y para ello cuenta con las divisiones especializadas como las que se indican.

Entiéndase como material acuático a todo objeto y/o artefacto destinado a su navegabilidad acuática, sea con propulsión o sin propulsión propia, dentro de las cuales están las embarcaciones mercantes, embarcaciones pesqueras, pontones, chatas, yates, veleros, etc., y todo objeto que por su naturaleza y diseño está destinado para operar sobre el agua.

Pre-matrícula de naves

Tiene que ver con los procedimientos iniciales que una persona debe cumplir, de manera previa a la puesta en funcionamiento de una determinada embarcación o nave en general, pues para ello existen normas que regulan la aprobación de planos, la construcción, la prueba de estabilidad, la operación y el funcionamiento, las inspecciones de seguridad y la propiedad de toda nave nacional; en todos los casos se busca prevenir los riesgos al que están sometidos la tripulación y los pasajeros de una determinada embarcación, pues para ello existen una serie de procedimientos de orden técnico y administrativos que deben cumplir los interesados.

Matrícula de naves

Este procedimiento implica el reconocimiento y registro de una Nave y Artefacto Naval, así como de todo objeto destinado a operar sobre el agua. Este procedimiento tan importante como las otras, están indicados en el Texto Único de Procedimientos Administrativos de la Marina de Guerra del Perú - TUPAM 15001.

Post-matrícula de naves

Las Naves y los Artefactos navales, requieren mantener buenas condiciones tanto de sus estructuras como de los equipos de a bordo, y para ello se realizan inspecciones técnicas periódicas establecidas, a cuyo término y en la medida que estas sean favorables, se otorgan los Certificados y Refrendas correspondientes.

Existen otros procedimientos referidos a los permisos de operación, así por ejemplo se conceden los Permisos de Navegación a determinadas embarcaciones, para operar en una determinada zona o actividad, como por ejemplo la Extracción, la Recuperación de Restos, etc.

Permisos

También la Dirección de Control e Intereses Acuáticos, realiza para los usuarios, aquellos procedimientos necesarios para obtener Permisos de diversa índole de acuerdo al Texto Único de Procedimientos Administrativos TUPAM, entre los que se encuentran los Permisos de Navegación, Materiales, Recuperación de Restos y otros.

Inspecciones como estado rector de puerto

Son aquellas inspecciones que la Autoridad Marítima realiza en su condición de Estado Rector de Puerto, para garantizar, sin discriminación de bandera alguna, que los buques extranjeros que visitan los puertos nacionales cumplan con las normas establecidas en los convenios internacionales, evitando la presencia de buques sub-estándar, lo cual contribuye a incrementar la seguridad de la vida humana en el mar y reducir los riesgos de contaminación del medio acuático.

Volver

Personal acuático

Este Departamento tiene que ver con la administración y control de todas las actividades que realizan las personas naturales y jurídicas en el ámbito acuático, pues para ello existen normas que regulan los procedimientos que deben cumplir mientras se encuentren ejerciendo sus tareas cotidianas, así por ejemplo tenemos a las actividades de los prácticos marítimos, los Oficiales y Tripulantes de la Marina Mercante, los Pescadores, los deportistas náuticos y las empresas que ofrecen servicios diversos en el entorno acuáticos. Para esta importante labor, se cuenta con las divisiones especializadas de:

Personas naturales y jurídicas

Se refieren a las Personas naturales y Jurídicas que efectúan sus actividades en el medio acuático, las cuales deben ser registradas y matriculadas ante la Autoridad Marítima, cumpliendo previamente con los requisitos establecidos en las normas nacionales, así como en los Convenios Internacionales. Así tenemos por ejemplo al personal marítimo, fluvial y lacustre, tales como Oficiales, especialistas, patrones, marineros, prácticos marítimos, peritos, buzos, etc., quienes cuentan cada uno de ellos con un legajo personal, en la que se registran progresivamente su historial sobre sus antecedentes, experiencias y capacitación, entre otros.

Formación y capacitación

Esta división tiene a su cargo los procesos de evaluación y capacitación de todo el personal que por sus actividades laborales está ligado al quehacer acuático, para esto la Dirección General de Capitanías y Guardacostas en su condición de Autoridad Marítima, tiene como una de sus principales funciones, el de promover que los hombres de mar estén cada vez mejor capacitados; en ese afán, el esfuerzo desplegado se hace también en coordinación con los Centros de Formación Marítima debidamente autorizados, y en todos los casos se revisan los planes de estudio, que permitirá adecuar el perfil del hombre de mar a la labor que realiza, haciéndolo más profesional y altamente eficiente.

En cuanto a las organizaciones empresariales que desarrollan sus actividades directamente en el medio acuático, por estar dentro de la jurisdicción de la Autoridad Marítima, deben ser registrados y controlados permanentemente en coordinación con los organismos competentes.

Dentro de las organizaciones empresariales sujetas al marco normativo de la Autoridad Marítima, están las empresas que se dedican a las actividades de Trabajo Submarino y Salvamento, Astilleros, Diques, Varaderos, Talleres de Reparaciones Navales, Empresas Administradoras de Prácticos, Desguace de Naves, Centros de Instrucción Acuática, Estudios de Impacto Ambiental, etc.

Carnetización

Se cuenta también con la Oficina de Cartelización, la que tiene a su cargo la emisión de los respectivos carnés de los profesionales y trabajadores que se desempeñan en el ámbito acuático. Con este documento las personas se encuentran debidamente identificadas dentro de la labor que realizan.

Volver

Seguridad y protección

Este departamento tiene a su cargo los reconocimientos e inspecciones a naves mercantes de toda nacionalidad, principalmente de aquellos que son parte de la comunidad marítima internacional reconocida como tal, su ejecución se da con arreglo a las normas de seguridad internacionales, establecidas tanto por la OMI como por los acuerdos regionales (ROCRAM) que adoptan los gobiernos a través de sus Autoridades Marítimas. El objetivo de esta función, es garantizar una navegación segura y un mar limpio para toda la humanidad y especies vivientes de todo el planeta.

A este tipo de inspecciones se les conoce como propias del Estado Rector de Puertos, y se refiere a las inspecciones que la Dirección General de Capitanías y Guardacostas efectúa en su condición de Autoridad Marítima Nacional, en su afán de garantizar sin distinción de bandera alguna, que los buques extranjeros que visitan los puertos nacionales, cumplan con las normas establecidas en los convenios internacionales, evitando la presencia de buques sub-estándares, que son aquellos considerados de alto riesgo, por no cumplir con los estándares operativos que garanticen la seguridad de la vida humana y la prevención de la contaminación del medio acuático.

Volver

Dirección General

Local principal de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas

Local principal de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas

Presentación

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra del Perú es la Autoridad Marítima, Fluvial y Lacustre, cuya misión es normar y velar por la seguridad de la vida humana, la protección del medio ambiente y sus recursos naturales así como reprimir todo acto ilícito; ejerciendo el control y vigilancia de todas las actividades que se realizan en el medio acuático, en cumplimiento de la ley y de los convenios internacionales vigentes, contribuyendo de esta manera al desarrollo nacional.

DICAPI tiene como visión ser reconocida a nivel nacional e internacional como la Autoridad Marítima Fluvial y Lacustre, líder en el control y vigilancia de las actividades que se realizan en el medio acuático, mediante una gestión moderna y eficiente al servicio de todos los usuarios, que garantice un ambiente sostenible de seguridad y protección para su desarrollo.

Para cumplir su misión, cuenta con 19 Capitanías Guardacostas en todos los puertos abiertos al tráfico marítimo, fluvial y lacustre, así como, con el apoyo operativo de la Comandancia de Operaciones Guardacostas conformada por unidades de superficie y aéreas.

Cuenta con siete patrulleras marítimas, dieciocho patrulleras de puerto, y deslizadores de control de bahía, patrulleras fluviales, deslizadores fluviales, botes deslizadores, patrulleras lacustres, deslizadores lacustres, lanchas de interdicción ribereña, aeronaves Focker F-27, un hidroavión Twin otter y la patrullera lacustre B.A.P. "Puno"; así como una flota de vehículos operativos que refuerza las operaciones de policía costera de las Capitanías Guardacostas.

Funciones de la Dirección General

Sus funciones se enmarcan en la Ley Nº 26620 por la que controla y vigila las actividades acuáticas que se realizan en el medio acuático, dicta normas para el cumplimiento de las leyes y los convenios internacionales, controla y registra el material a flote dedicado a las actividades marítimas, fluviales y lacustres. Asimismo, norma las actividades que realizan las personas naturales y jurídicas en el ámbito acuático, su capacitación, titulación y promoción, en las áreas de marina mercante, pesca y náutica recreativa.

Para la búsqueda y salvamento de embarcaciones siniestradas, cuenta con el sistema nacional de notificación de la posición de buques que transitan en toda la zona marítima nacional; con el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima (SMSSM), que funciona con satélites geoestacionarios de INMARSAT y con el sistema internacional de satélites COSPAS-SARSAT, que recibe las señales de alarma de las naves y genera información de alerta al puesto de control de la Comandancia de Operaciones Guardacostas.

Está adherido al sistema ARGOS, que trabaja con los satélites NOAA de la NASA. Puede ubicar naves pesqueras y conocer las condiciones del mar. Como parte del Estado Peruano, integra la Red Mundial de Socorro y Seguridad Marítimos y está encargada de coordinar las comunicaciones en la zona NAVAREA XVI que abarca hasta el meridiano 120° Oeste establecida por la OMI, con el fin de recibir avisos de socorro, emergencias, brindar información de ayuda a la navegación y facilitar el acceso a los servicios públicos de telecomunicaciones.

Para cumplir esta responsabilidad ha desarrollado una red de Estaciones Costeras en el ámbito marítimo, fluvial y lacustre, en este accionar, es su misión localizar en el menor tiempo posible, el origen de una llamada de socorro, cualquiera sea el tipo o forma de transmisión, con la finalidad de disponer las operaciones de búsqueda y rescate con una mínima demora, así como mantener permanentemente informados a los buques sobre la seguridad de la navegación, avisos meteorológicos y riesgos en general. En relación a la protección y contaminación del medio acuático, en coordinación con los sectores involucrados y en cumplimiento de convenios internacionales, utiliza unidades aéreas y de superficie, que observan la travesía de los buques a fin de detectar cualquier forma de descarga no autorizada.

En caso de derrames de hidrocarburos y otras sustancias contaminantes, la Dirección General de Capitanías y Guardacostas es el máximo organismo que ejecuta el Plan Nacional de Contingencia, documento que considera una respuesta inmediata para asegurar que el impacto sobre el mar sea mínimo.