Introducción

La seguridad es un problema de todos, no solo de la Autoridad Marítima que la debe controlar, sino de todos aquellos que están involucrados en la operativa marítima, los buques y su personal, las empresas y agencias que representan a dichos buques, las terminales portuarias, los puertos con sus autoridades y de todos aquellos que utilizan los servicios, ya sean de los buques o de las facilidades portuarias.

Esto tiene que ver con el Código Internacional para la Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias, más conocido por el Código PBIP de la Organización Marítima Internacional y en consecuencia la Autoridad Marítima de Perú entiende que todos los operadores marítimos del país, públicos y privados, tienen un compromiso muy importante en cumplir con lo que está estipulado en este código que entra en vigencia internacional el 1º de julio del 2004.

Haciendo un análisis del comercio en nuestro país, se aprecia que casi el 75% de las mercaderías salen o ingresan por vía marítima. Tener problemas en la colocación de esas mercaderías evidentemente pondría al país en una situación muy difícil. Es por eso que se debe asegurar que se cumpla con todos los standards de seguridad antes de la fecha estipulada, de manera de poder competir en la región.

Todo este aparato preventivo que se va a implementar tiene por objeto frenar el contrabando, ilícitos, transporte de drogas, armas, etc., horizonte que coincide con las exigencias de seguridad de los Estados Unidos (CSI).

Enlaces

Enlace PrincipalEnlace Alterno
Cerrar